miércoles, 8 de septiembre de 2010

Vuestros deseos son órdenes para el blog

Como un blog se debe a sus seguidores, y una de mis más fieles lectoras me pidió la receta de sopa de melón, aquí la tenéis. Después de búsquedas en la red y un par de pruebas, os dejo la receta que más me gustó.

Sopa de melón con jamón
Ingredientes para 2 personas
1/2 melón
2-3 cucharadas de crema de leche
3 lonchas de jamón del país
pimienta negra molida
nuez moscada
sal
aceite de oliva virgen

Preparación:
Pelar el melón, sacar las pepitas y cortarlo a tacos grandes. Colocarlo en un bol o recipiente adecuado para triturarlo. Triturar el melón con el minipimer (o batidora). Pasar lo triturado por el pasapurés, por el chino, o en su defecto por un colador y colocarlo en otro bol o cacerola. Añadir 2 o 3 cucharadas de crema de leche, una pizca de sal, de pimienta y de nuez moscada y mezclar. Dejar enfriar en la nevera hasta el momento de servir.

Para preparar el jamón cortarlo en tiras finas. Colocar en un plato para microondas, taparlo y calentar a potencia baja un minuto y medio.

Servir la sopa en platos hondos, poner algunas tiras de jamón en el centro del plato y rociar con un chorrito de aceite de oliva. ¡Buen provecho!

Consejos útiles:
Crema de leche: con 2 o 3 cucharadas es suficiente para mi gusto, para que no pierda el sabor del melón. Si estáis a régimen podéis poner crema de leche ligera, leche desnatada o incluso no poner nada. También hay la opción de poner yogur natural, pero todavía no la he provado.

Jamón: para escoger el jamón, como siempre, si es de mejor calidad y podéis poner jamón ibérico mejor que mejor, pero si no, con un jamón del país quedas bien igualmente. Se puede poner el jamón al natural o calentarlo, y se puede calentar al horno o al microondas. Cuanto más tiempo lo calientes más crujiente quedará. Queda curioso el contraste entre la suavidad de la sopa y el crujiente del jamón, pero para algunos puede ser demasiado duro para masticar.

Consejos de salud:
La mayor parte del melón está compuesta por agua (un 80%), por lo que es una fruta muy saludable, ya que aporta escasas calorías debido a su moderado contenido en azúcares. 

La cantidad de beta-caroteno, de acción antioxidante, depende de la intensidad del pigmento anaranjado en la pulpa. El beta-caroteno se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme éste lo necesita. Dicha vitamina es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico. 

Los minerales que aporta en mayor cantidad son el potasio, el magnesio y el calcio, este último de peor aprovechamiento que el que procede de los lácteos u otros alimentos que son buena fuente de dicho mineral. El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

Información extraída de Frutas.

8 comentarios:

alexmr dijo...

Una entrada muy suave si señora.

El jamón crujiente a mi me encanta!

claramarse dijo...

Tú sí que sabes!

Voy a ello!

Un besote de tu fiel lectora! ;)

Anna Hernaiz dijo...

Es increíble el toque de sabor que le da la nuez moscada a los platos... siempre termino echándole, por ejemplo, a la bechamel cuando la tengo casi preparada y no hay color!!

Ya pareces Adrià, versionando los platos clásicos de la cocina (el melón con jamón veraniego)!!! Lástima que en mi situación actual tendría crema para dos semanas, jejeje.

¿Una receta para cenas solitarias? Que mis dos actuales compañeras de piso no se motivan nada en ese momento del día, jejeje

Anna

Cristina dijo...

Marta! Tienes tu blog abandonado y a tus seguidoras también!! Anímate y sigue añadiendo recetas ;)
Un beso

Marta dijo...

Lo séeeee. Tengo una entrada empezada, pero no tengo tiempo para acabarla, ni fuerzas. Qué duro es trabajar!

Anna Hernaiz dijo...

Sí... yo ya echo de menos una receta para las noches frías que estan llegando...

Cristina dijo...

Marta, necesito una receta con avellanas, que me han regalado un montón y no sé qué hacer con ellas... A ver si se te ocurre algo!

Marta dijo...

Supongo que ya te habrás comido las avellanas o se te habrán pasado. A mi no me gustan mucho las avellanas, y sólo se me ocurren platos con almendras, q tampoco me gustan.
Si veo alguna interesante por ahí te la paso.